Acerca del reciclaje

La Tierra nos proporciona todas las materias primas que necesitamos. Tenemos que manejar esas materias primas con cuidado, ya que no son infinitas. La naturaleza nos muestra cómo funcionan los ciclos perfectos. Ningún material reciclable se disuelve en la nada, y los recursos existentes se utilizan para algo nuevo.

Cerramos el ciclo para que los envases vuelvan a ser envases.

Los plásticos usados son materiales valiosos

Los envases usados son cualquier cosa menos residuos sin valor. Al contrario: para nosotros son una valiosa materia prima que transformamos en reciclados de alta calidad utilizando las tecnologías más avanzadas. A partir de estos reciclados se crean nuevos envases en el sentido de una economía circular que funciona.

Este es nuestro «enfoque de bucle cerrado».

Experiencia concentrada

Las empresas de reciclaje y producción bajo el paraguas del Grupo ALPLA se benefician mutuamente de sus muchos años de experiencia. Las empresas de transformación de plásticos saben exactamente lo que es importante a la hora de transformar materiales reciclados en nuevas soluciones de envasado. Los expertos en desarrollo de productos y tecnología de procesos trabajan mano a mano con los expertos en reciclaje y juntos desarrollan constantemente materiales y procesos de fabricación.

Por qué tiene sentido reciclar

El reciclaje dota de valor a los plásticos usados. Esto fomenta una recogida eficaz de los materiales reciclables, permite cerrar los ciclos regionales de materiales y apuntala el ulterior desarrollo de tecnologías de reciclado sostenibles.

En efecto, los plásticos pueden reutilizarse muy bien y de forma eficiente desde el punto de vista energético. En comparación con los materiales vírgenes, los materiales reciclados provocan hasta un 90 % menos de emisiones de gases de efecto invernadero. Además, cuantos más materiales reciclables se reciclen, menos residuos acabarán en los vertederos o en el medio ambiente.

El reciclaje es, por tanto, un componente elemental de una economía circular que funciona.

Hitos

ALPLA comenzó a reciclar ya en 1990 con la primera botella de reciclaje posconsumo (botella PCR). Otros hitos fueron:

2005

ALPLA se convierte en socio de una empresa conjunta de reciclaje de PET en IMER (México).

2005

Fundación de PET Recycling Team GmbH en Wöllersdorf (Austria).

2010-2012

ALPLA adquiere PET Recycling Team en Wöllersdorf (Austria).

2010-2012

Construcción de la planta de ALPLA PET Recycling Team en Radomsko (Polonia)

2018

Como socio de la Ellen MacArthur Foundation, ALPLA tiene como objetivo alcanzar de aquí a 2025 un 100 % de envases reciclables y una media de un 25 % de contenido reciclado e invertir alrededor de 50 millones de euros en la expansión de sus actividades globales de reciclaje.

2019

Creación de PRT Wolfen en Alemania, una empresa conjunta con el Grupo FROMM.

2019

Adquisición del reciclador de HDPE Suminco y de Replacal (España)

2020

ALPLA presenta un proceso de reciclaje de PET optimizado para el clima gracias a la reconversión del proceso de reciclaje con electricidad verde y a la compensación de las emisiones restantes inevitables mediante certificados de CO2 junto con los clientes de ALPLA

2021

Como parte de una empresa conjunta con Ecohelp y UPT, ALPLA invierte en la construcción de una planta de reciclaje de PET en Targu Mures (Rumanía).

2021

Adquisición de BTB PET-Recycling con sede en Bad Salzulfen (Alemania). La empresa procesa botellas de PET usadas para convertirlas en material de reciclaje.

2021

Inauguración de una nueva planta de reciclaje de HDPE en Toluca (México). Anuncio simultáneo de la duplicación de la capacidad de reciclaje a partir del segundo semestre de 2022.

2021

Aumento del objetivo de inversión para el área Recycling a 50 millones de euros anuales como parte del Compromiso Global de la Nueva Economía del Plástico.

2022

Colocación de la primera piedra para la construcción de la nueva planta de reciclaje de PET PLANETA en Cunduacán (México). El proyecto es posible gracias a una empresa conjunta entre ALPLA y Coca-Cola FEMSA.

2022

Adquisición de la empresa de reciclaje Texplast del Grupo FROMM y de todas las acciones de la empresa conjunta PET Recycling Team Wolfen. Aumento significativo del volumen anual de procesamiento en Alemania.

2022

Puesta en marcha de la planta de reciclaje Envicco para PET y HDPE en Rayong (Tailandia) en cooperación con PPT Global Chemical.

2023

Inicio de la producción de la moderna planta de reciclaje de PET en Targu Mures (Rumanía) como parte de una empresa conjunta con Ecohelp y UPT. La capacidad anual es de 18 000 toneladas de rPET.

2023

Hasta un 87% de CO2: un nuevo cálculo de la huella de carbono de los productos confirma el efecto de protección del clima de los plásticos reciclados.

2023

ALPLA agrupa todas las actividades de reciclaje bajo la nueva marca ALPLArecycling.

2024

Nueva planta de reciclaje "Planeta" en México: Tras la colocación de la primera piedra en 2022 y 2023, la aprobación de todas las líneas y el aumento de la producción tendrán lugar en 2024.

2024

La nueva planta de reciclaje de Ballito (Sudáfrica) está actualmente en construcción. Las primeras máquinas se instalarán en un futuro próximo con vistas a iniciar la producción en 2024.

Preguntas y respuestas

¿Cuántos envases de plástico se reciclan realmente?

Esto depende principalmente de la reciclabilidad de los envases y de la infraestructura de recogida existente en el respectivo país. Según datos de la Unión Europea, en el año 2020 se reciclaron en Europa aprox. el 46 por ciento del total de envases de plástico, mientras que en el año 2005 esta cifra era solo del 24 por ciento. No obstante, lo más importante es que el material reciclado se reutilice para envases. Según la Ellen MacArthur Foundation, el uso mundial de material reciclado aumentó alrededor de un 108 % entre 2018 y 2021, pasando del 4,8 % al 10 %. Puede que esto no parezca mucho a primera vista, pero hay que tener en cuenta que esta cantidad se mantiene en el ciclo de envasado de muy alta calidad. Así se pueden ahorrar miles de toneladas de material nuevo cada año. Por eso, los plásticos usados son un material de gran valor que, no obstante, se debe clasificar y reciclar de una forma más coherente. ALPLA contribuye a este objetivo en todo el mundo con cooperaciones y plantas de reciclaje propias.

¿Por qué no se pueden reciclar todos los envases usados? ¿Cómo se puede cambiar o mejorar esta situación?

A la hora de desarrollar nuevos envases, en ALPLA se aplican los principios del «Design for Recycling». Los expertos de ALPLA prestan atención ya en el inicio del ciclo vital a que los envases de plástico sean lo más adecuados posible para su reciclaje. En este sentido, muchas veces resultan problemáticos los envases de materiales compuestos o de films multicapa. Para reciclarlos se requiere una gran inversión. También tenemos ya respuestas en este sentido y hemos diseñado un envase rellenable de HDPE similar a una bolsa que es reciclable al 100 %.

¿Utiliza ALPLA solo material reciclable o también se emplean plásticos que no se pueden reciclar?

El objetivo de ALPLA es que en el año 2025 todos los envases sean reciclables al 100 %. Los tipos de plástico utilizados —mayoritariamente PET (56 %)* y HDPE (39 %)*, y en cantidades mucho menores PP y LDPE— presentan en principio muy buenas propiedades para su reciclaje. Sin embargo, aún hay margen de mejora en muchos ámbitos: por ejemplo, cuando la botella y el tapón están hechos de materiales distintos o si se añaden aditivos que pueden perjudicar la calidad de los materiales reciclados. Con un «Design for Recycling» coherente, las soluciones de envasado de ALPLA se optimizarán aún más en este sentido en los próximos años. 

[*Cifras del año 2022, proporción del consumo total de materiales] 

¿Qué aporta el reciclaje de plástico al medio ambiente? ¿Merece la pena?

El reciclaje cierra el ciclo y evita que los envases usados vayan a parar al medio ambiente. A partir de los materiales reciclados se pueden volver a producir nuevos envases. De este modo se conservan tanto los recursos fósiles como los renovables a modo de material base para los plásticos. Además, el reciclaje aporta una contribución muy considerable a la protección del clima. Los plásticos reciclados provocan hasta un 90 por ciento menos de emisiones de gases con efecto invernadero en comparación con los productos nuevos.

¿Por qué se incineran tantos residuos de plástico?

Los residuos de plástico solo se deben incinerar si no resulta razonable su reciclaje mecánico o químico desde un punto de vista económico y ecológico. En este caso, el reciclaje térmico de los residuos es mejor que su descarga en vertederos, puesto que así se aprovecha al menos la energía calórica de los plásticos en forma de calor. La descarga en vertederos debe evitarse por completo. No obstante, con el desarrollo mundial de plantas de reciclaje y la creciente mejora de las tecnologías de clasificación y reciclaje, las cuotas de reciclaje no dejan de incrementarse.

¿Son seguros los plásticos reciclados o suponen un riesgo para la salud?

Para la producción de envases solo se pueden utilizar materiales autorizados. Especialmente en los envases para alimentos y bebidas hay vigentes estrictas normativas que, naturalmente, también se aplican a los materiales reciclados. ALPLA y sus socios externos comprueban regularmente la calidad.

¿Por qué son más ecológicos los envases de plásticos reciclados?

Los estudios científicos demuestran que los envases con una alta proporción de plásticos reciclados tienen un menor impacto medioambiental, ya que la producción de materiales reciclados provoca menos emisiones de gases de efecto invernadero que la producción de materiales vírgenes. Esto se refleja muy positivamente en el balance ecológico de los envases y en las altas cuotas de reciclaje.

¿Por qué no se pueden fabricar todos los envases al 100 % de plásticos reciclados?

Ya hay envases —por ejemplo, de agua mineral o también de detergente— que están hechos al 100 % de plásticos reciclados. Por lo demás, las cuotas de reciclaje no son hasta la fecha tan altas como para cubrir toda la demanda de material que requiere la fabricación de envases. Las cuotas de material reciclado en los envases seguirán aumentando, en parte también por las leyes correspondientes. Sin embargo, también en el futuro seguirá siendo necesaria una cierta proporción de productos nuevos.

¿Qué significa PCR?

PCR es la abreviatura de «Post-Consumer-Recycled» («reciclado posconsumo»). En ALPLA, reciclar significa recuperar el material después de su uso. Y con el término «posconsumo» nos referimos a los envases desechados por los consumidores finales (hogares) y recogidos y preclasificados por las empresas de gestión de residuos. A continuación, los envases se prensan en balas según las especificaciones de los recicladores, se transportan hasta ellos y se reciclan en granulado de rPET y rHDPE, siempre con las propiedades descritas en nuestras fichas técnicas. El PCR es, por tanto, diferente del PIR («Post Industrial Recycled» o «reciclado posindustrial»).

¿Cuál es la diferencia entre el reciclado mecánico y el químico?

En el reciclado mecánico, el material se transforma físicamente. El polímero conserva su estructura durante todo el proceso de reciclado.

En el reciclado químico, el material se transforma a nivel químico. Los polímeros, por ejemplo, se descomponen de nuevo en sus componentes monoméricos y se vuelven a ensamblar.

En ALPLA, reciclar significa para nosotros principalmente reciclar mecánicamente Bottle-to-Bottle («de botella a botella»).

¿Qué significa «jerarquía de residuos»?

La jerarquía de residuos especifica una secuencia de prioridades en el tratamiento de los residuos. En este sentido, la máxima prioridad consiste en evitar residuos, seguida de la reutilización o preparación de los residuos, por ejemplo mediante su limpieza o reparación. La siguiente etapa es el reciclaje, seguido de otro tipo de valorización, como p. ej. la incineración. Al final llega el vertido de los residuos, que debe evitarse siempre en la medida de lo posible.

¿Cuál es la diferencia entre Design for Recycling («diseño para el reciclaje») y Design from Recycling («diseño a partir de reciclaje»)?

El diseño o «Design» es un término amplio que no solo se utiliza en el arte, la arquitectura o la moda. El diseño de envases cumple también en ALPLA una amplia variedad de propósitos importantes como la información, la protección y la practicidad, además de aspectos relacionados con la sostenibilidad como la reciclabilidad, la reutilización o la ligereza. Nuestro objetivo es diseñar los envases de forma que sean reciclables según el principio «de botella a botella» y puedan fabricarse con material reciclado de la forma más razonable desde el punto de vista ecológico y económico. Esto se denomina Design from Recycling o «diseño a partir del reciclaje». En general, perseguimos el concepto de Design for Circularity o «diseño para la circularidad».